Betty Missiego

Betty Missiego

Teresa Beatriz Missiego Campos (Lima, Perú, 16 de enero de 1938) empezó su carrera artística a edad muy temprana formándose como bailarina clásica. A los 15 años ya es una de las primeras figuras del Ballet Nacional Peruano, pero una caída le produce una lesión en la columna vertebral que le impide continuar en ese campo, teniendo que renunciar a una beca para estudiar en París. No obstante de esa formación de bailarina quedará para el futuro su peculiar expresión corporal, especialmente los brazos, la cual le valdrá el apelativo de “El cisne de la canción”.

Durante un tiempo ejerce como profesora de ballet clásico, pero pronto se pasa al mundo del canto y la televisión, protagonizando la teleserie cómica Bar Cristal que le da una enorme popularidad, y coincide con la inconmensurable cantautora Chabuca Granda, quien la apoda cariñosamente “María Sueños” y le dedicó un vals en su honor. También aparece como cantante y presentadora en el programa Cancionísima en Panamericana TV afianzándose como estrella de la televisión. Ya en 1968, viaja a España como embajadora de un espectáculo folklórico universitario. A raíz de que TVE le ofrece un contrato para grabar un programa a lo largo de un año, Con acento, decide fijar su residencia en Madrid y consigue la doble nacionalidad en 1972. Aquí afianza su carrera como cantante con canciones como El aguador, Tengo la piel cansada de la tarde o Vengo de allí que alcanzan gran popularidad.

Pronto comienza a participar en festivales como el Festival de la Paz de Valladolid con Himno a la paz, donde se proclamó ganadora, el Festival de Benidorm con Juana Aguas Claras, en el que recibió el Premio a la Mejor Interpretación, y en el programa Canción 71, donde se clasificó en tercera posición. Además representó a su país de origen, Perú, en la primera edición de la OTI en 1972, celebrada en Madrid, con la canción Recuerdos de un adiós que lamentablemente se quedó en el último puesto. También abanderó a España en el Festival Mundial Yamaha y en el Festival de Tokyo. Paralelamente, fue telonera de Julio Iglesias durante una semana en el mítico Olympia de París.

Su discográfica Columbia, por la que fichó en 1976, la presentó al proceso de selección interno de TVE para Eurovisión 1979. Su participación en Jerusalén pasó a la historia no solo por su maravillosa actuación, acompañada de un coro infantil, sino por una fantástica segunda posición que, para más inri, pudo hacer sido la primera hasta que el jurado español, último en votar, se autoarrebató la ansiada victoria. Betty lució una túnica que, según declaró en varias entrevistas, la compró a un fabricante que la tenía reservada para la princesa Grace Kelly. Un año después se presentó de nuevo a la preselección interna con el tema Don José, pero la pública se decantó por el terceto Trigo Limpio.

A partir de los años 80, su popularidad pasa a un segundo plano, aunque sigue consiguiendo premios como el segundo puesto en el Festival Internacional de la Canción en Corea y el título de Embajadora de la canción Criolla Dominicana por resolución del cabildo de Santo Domingo, así como algunos éxitos aislados como Yo quiero a un hombre andaluz. En la década de los 90 formó parte del Supergrupo del programa De Domingo a Domingo de Telecinco en el que también estaban los eurovisivos Micky y Jose María Guzmán. Posteriormente, participó en el espectáculo Estrellas de Siempre de 2005 en el que se homenajeaba a Cecilia y Nino Bravo, junto a Silvia Tortosa, Alfonso Pahino y Juan Erasmo Mochi. Con este último creará el espectáculo músico-teatral Entre boleros y rancheras con el que todavía realiza actuaciones.

Después de una carrera de casi cinco décadas, una veintena de álbumes e innumerables singles, el 2 de diciembre de 2015 se despidió definitivamente de los escenarios españoles con un concierto en el Teatro Cervantes de Málaga titulado Hasta siempre. El 8 de marzo de 2016, no obstante, actuó en un concierto en Lima en un homenaje a Chabuca Granda, coincidiendo con el aniversario de su fallecimiento y en el Día Internacional de la Mujer. Betty tuvo un primer matrimonio en Perú, anterior a su llegada a España, y posteriormente se casó con el compositor y productor Fernando Moreno, su manager de toda la vida, y autor de Su canción. La pareja ha tenido cuatro hijos varones, Carlos, Claudio, Joaquín, quien tuvo un notable éxito musical a finales de los años 90 con canciones del verano como Baila, baila conmigo, Cachete, pechito y ombligo y Mueve tu cu-cu, y Fernando que desgraciadamente falleció en un accidente de moto en 2012.

Betty Missiego Betty Missiego Betty Missiego

¿Te vas a perder a Betty Missiego?

¡Compra tu entrada!