¡Las Ketchup regresan a los escenarios y abren el cartel de la Welcome PrePartyES!

Sábado, 26 de enero de 2019

Eurovision-Spain tiene el placer de presentar a las primeras invitadas de la Welcome PrePartyES, nada más y nada menos que Las Ketchup, representantes de TVE en Eurovisión 2006 con Un bloodymary y mundialmente conocidas gracias a su mitiquísimo Aserejé. Ambas canciones, y alguna sorpresa más, sonarán en el que será su regreso a los escenarios, el viernes 19 de abril, en la castiza sala La Riviera de Madrid. Las Hermanas Muñoz, Lola, Lucía y Pilar, se reencontrarán así con el público y los eurofans después de toda una década casi ininterrumpida de silencio mediático y musical, y lo harán en el gran fin de semana de Eurovisión en España. ¡Un blodymary, por favor!

EL RITMO QUE NOS UNE

La Pre-Party de Eurovision-Spain se celebrará los próximos viernes 19 y sábado 20 de abril en La Riviera de Madrid. El gran fin de semana de Eurovisión en España comenzará el viernes con la Welcome PrePartyES en la que una decena de artistas nacionales e internacionales relacionados con el festival actuarán en el concierto de bienvenida a los fans y a las delegaciones europeas, presentes en la sala, donde interactuarán con los asistentes.

El sábado llegará el concierto principal en el que alrededor de una veintena de los representantes en Tel Aviv 2019 presentarán en directo sus canciones ante el público español. Después de cada concierto transformaremos la sala en el Euroclub, con los dos fiestones eurovisivos con mayor aforo del mundo y en el mejor ambiente eurofan, hasta bien entrado el amanecer.

Las entradas ya están a la venta en tres vías, la web oficial de la Pre-Party, físicamente en Agencias de Viajes El Corte Inglés y telefónicamente en el 902 30 40 20. Viajes El Corte Inglés, además, pone a tu disposición packs que incluyen alojamiento en la capital con hoteles para todos los gustos y precios.

ASÍ SON LAS HIJAS DEL TOMATE

Las Ketchup es un grupo musical procedente de Córdoba compuesto por las hermanas Muñoz, Lola, Lucía y Pilar y, a partir de 2006 y durante su aventura eurovisiva, Rocío. Su padre es el guitarrista cordobés Juan Muñoz, apodado El Tomate, a quien hicieron un guiño con el nombre del trío y en su primer álbum, Las hijas del Tomate. Su infancia se desarrolló en todo momento en un entorno musical.

El grupo fue originariamente descubierto por el productor Queco, quien firmó un contrato con ellas para la nueva discográfica de su propiedad, Shaketown Music. Su canción Aserejé alcanzó un éxito estratosférico en el año 2002 convirtiéndose en la canción del verano y alcanzando el número 1 de ventas en Europa, Australia o Canadá. Además, fue el tema más vendido en 2003 en Bélgica, Finlandia, Francia, Suecia y Suiza, el quinto en Australia y el octavo en Reino Unido, entre otras naciones. Tal fue el éxito mundial que llegaron a vender siete millones de copias posicionándose en el puesto 103 de los singles más vendidos de toda la historia de la música a nivel mundial, según Media Traffic. Las Ketchup obtuvieron numerosos premios a Grupo revelación como un Ondas, un Amigo y un Premio Billboard Latino que también les reconoció como Mejor álbum Pop de Nueva Generación. Su siguiente sencillo, Kusha Las payas, también tuvo cierta popularidad en España.

El trío se convirtió en cuarteto con la incorporación de Rocío, embazarada durante el boom inicial, y fueron elegidas internamente por TVE para representar a España en Atenas 2006 con la canción Un blodymary. En la capital griega, a pesar de su fama internacional, no superaron de la vigesimoprimera posición con 18 puntos, 12 procedentes de Andorra y otros 6 de Albania. El disco de título homínimo que el tema eurovisivo alcanzó el #3 en la lista de ventas española y vendió alrededor de 20.000 copias. Tras su paso por el festival, la promoción internacional del álbum fue cancelada, y Las Ketchup desaparecieron en combate. En los últimos años han participado en algunos festivales europeos, principalmente en Escandinavia, de carácter nostálgico y veraniego, así como en una divertidísima actuación en el interludio del Melodifestivalen 2016.